Bélgica
Bolivia
Brasil
Canadá
Colombia
Croacia
Ecuador
España
Francia
India
Italia
Kenia
Marruecos
República Checa
Rumanía
Rusia
Sri Lanka
Tahiti
Tibet
Turquia
UK
Otras Categorias

Explora el globo






Pincha en el mapa para explorar el globo

Comparte en la red

Bookmark and Share
Etiquetas artículos
SUPPORT / PARTNERS
PARTNERS
 
 
Los Zocos Rurales de Marruecos. Jehane Mounir

Zocos Rurales de Marruecos por Jehane MounirUn paseo en el tiempo
“¡Oh sombrío Mogreb! Perdura largo tiempo aún, amurallado, impenetrable a las cosas modernas; vuelve la espalda a Europa, e inmovilízate en las cosas pasadas.

Duerme mucho, mucho tiempo,y continúa tu viejo sueño, siquiera para que exista aún un país en la tierra en el que los hombres recen sus plegarias…” Pierre Loti 

Apuntes sobre el zoco: una economía paralela

El zoco (o souk en árabe), es toda una institución en los países árabes. Más que un simple mercado, es una inmensa sala de reunión en la que poder entablar relaciones, verificar el estado de la economía, o incluso flirtear con la política al ritmo de conversaciones pausadas junto a un vaso de té. En el zoco se compra, se vende, se hacen tratos y acuerdos de todo tipo. Toda ciudad árabe tiene su zoco, o mejor dicho sus zocos si es una gran urbe, agrupados por corporaciones y cuya situación geográfica y disposición, contrariamente a que pueda pensarse que se trata de algo arbitrario, obedece a reglas estrictas e inmutables a lo largo de los siglos. Cada oficio tiene su plaza, determinada por la categoría social de sus integrantes.

Plaza Djemâ el Fna

souk de Marrakech

Plaza Djemâ el Fna
 Souk de Marrakech

En las grandes ciudades el zoco generalmente se instala en el centro de la medina, extendiéndose por múltiples calles y callejuelas. Originariamente ciudades como Marrakech se han desarrollado al abrigo de un zoco que era lugar de descanso y abastecimiento de las caravanas que se dirigían hacia Tombuctú.

Fuera de las murallas y el perímetro de la ciudad, solían establecerse los zocos de ganado y en ocasiones de verduras frescas, que los campesinos traían de los huertos de los alrededores. Aún hoy, en muchos lugares, siguen coexistiendo el zoco principal del centro y otros más pequeños enclavados en puntos estratégicos de las salidas de las ciudades. En cambio en los pueblos, el zoco ocupa un espacio delimitado en el exterior. Suelen ser de carácter semanal, algunos mensuales y otros anuales coincidiendo con Moussems o celebraciones especiales. Algunos pueblos incluso han llegado a existir alrededor de un zoco establecido semanalmente y han heredado de éste su nombre actual, así por ejemplo estarían las poblaciones de : Tlat Bougrada (zoco de los martes), Souk l’Arba (los miércoles), Khemis Zemmara (los jueves), Jamâat Shaïm (los viernes), Sebt Gzoula (los sábados), Had Draa (los domingos) ….

Si tomamos el ejemplo de Marrakech, los distintos oficios han ido dando nombre a los diferentes zocos, en  Souk Chouari se trabaja la cestería, en Souk Haddadine se forja el hierro, la madera en Souk Nejjarine, y la tintorería en Souk Sebbagine.

 Zoco de verduras frescas Souk Haddadine
Zoco de verduras frescas

 Souk Haddadine

Los artesanos, elevados al rango de artistas, son el alma del zoco. Establecidos en corporaciones o cofradías con estrictas reglas y jerarquías, han dominado durante siglos y hecho perdurar los zocos. En esta jerarquía ascendente el maestro o maâlem es el artesano consagrado que tiene uno o varios aprendices a su servicio, dedicados a adquirir las reglas del oficio y perpetuarlo. Después de pasar una prueba de grado ante una comisión de maâlems, serán considerados a su vez como maestros y podrán abrir su propio negocio. Elegido por el resto de artesanos, la figura del amine hace oficio de conciliador. Si sus funciones dan resultado, un amine puede perpetuarse en el cargo, con el acuerdo tácito de los maâlems.

El corazón del zoco ha estado ocupado siempre por las mercancías consideradas de mayor valor, como sedas y joyas, y aún hoy son los lugares que mejor conservan el misterio heredado de siglos pasados. Las especias, por ser mercancías caras, dado que llegaban de lugares lejanos, han estado siempre en un lugar preponderante.

Ciertos oficios molestos se relegaban al exterior, como la tintorería del cuero o los mercados de animales. Otros se establecían en la periferia del zoco principal, como los distintos productos alimenticios pertenecientes a un rango distinto en el que nada tiene que ver el artesano.Durante siglos se han considerado dos, los oficios tradicionales en el mundo del zoco ya que han generado numerosos artesanos alrededor de ellos. Por un lado está el trabajo de la lana que pasaba de los cardadores, a los tintoreros, para terminar siendo tejida en hermosos tapices que aún hoy tienen en algunas ciudades un zoco especializado. Es tal vez el oficio artesano más antiguo del país. Por otra parte todos los oficios derivados del  trabajo del cuero, del que las crónicas ya mencionan en el s XIV la calidad de sus artesanos, y que pasará a denominarse universalmente como marroquinería.

Fes, tintorería del cuero
Fes, tintorería del cuero

En el zoco se producen tres principales formas de venta, por una parte el precio fijo que es lo más corriente entre los productos alimenticios, el precio fluctuante que da lugar al regateo entre comprador y vendedor, y la subasta,  o venta al mejor postor, que es la forma más corriente de intercambio en la parte denominada joutia.

El único estudio serio hecho sobre el zoco, lo constituye el libro del antropólogo americano Clifford Geertz, “Le souk de Sefrou”, realizado  entre los años 65 y 71 del siglo pasado. El autor reflexiona abundantemente sobre los aportes del zoco a la economía general del país y sobre las relaciones sociales que se daban entre los distintos actores. Para  Geertz el zoco es una institución clave en la historia de Marruecos, tanto como puedan ser para China la burocracia de los mandarines.



 
 

Registro gratis