Belgium
Bolivia
Brazil
Canadá
Colombia
Croacia
Ecuador
Spain
France
India
Italia
Kenya
Morocco
Czech Republic
Rumanía
Rusia
Sri Lanka
Tahiti
Tibet
Turkey
UK
Otras Categorias

Explore The Globe






Click into mapa to explore Destination
Share on the web
Bookmark and Share
Etiquetas artículos
SUPPORT / PARTNERS
PARTNERS
 
 
The A'i Aguarico River. Antisana Foundation

A pesar del constante avance de la colonización sobre la Amazonía, los A'i tuvieron escasos contactos con los blancos hasta que, en la misma década de arribo de las petroleras, se hizo presente el Instituto Lingüístico de Verano y empezaron los grandes cambios para este pueblo. Se reunió a la población en torno a las pistas de aterrizaje alejándolas de sus asentamientos tradicionales y se les impuso nuevos patrones culturales que implicaron la creación de nuevas necesidades y el ingreso a una economía dineraria que, en general, resultó perjudicial para los nativos empujándolos a la violencia, la desarticulación sociocultural, el alcoholismo y la prostitución. También el medio ambiente sufrió las consecuencias de la invasión criolla: disminuyó la caza y la pesca por la tala indiscriminada de árboles, las cacerías con fines turísticos, la contaminación de los ríos con basuras y deshechos del petróleo, el abuso de sustancias químicas nocivas tales como el tiodán usado en los cultivos de coca, herbicidas como el gramoxone o el DDT en las campañas antimaláricas, etc. (CONAIE 1989:77-78)

El impacto de la colonización el área fronteriza ecuatoriano-colombiana se multiplicó entonces a causa de las citadas actividades petroleras y coqueras (Aristizábal Giraldo 1993:145-146) y produjo un gran crecimiento comercial e industrial en los principales centros urbanos, como por ejemplo es el caso de Puerto Asís, en el lado colombiano, que creció en forma espectacular, o Santa Cecilia, Orellana y Lago Agrio, en el lado ecuatoriano, que tuvieron crecimientos acordes, y una mayor integración nacional de la región cuyas principales proyecciones y consecuencias negativas en el plano demográfico, social, cultural y ambiental, continúan hasta el presente.

Cultura. Descripción Sumaria 

La nueva organización administrativa a que dio lugar el surgimiento de los estados de Colombia y Ecuador, produjo la división de los A'i en dos grupos apenas diferenciados culturalmente a causa de su obligada dispersión geográfica en territorios pertenecientes a ambos países limítrofes. Los principales asentamientos de este pueblo en Colombia se encuentran ubicados en el valle de Guamués, Intendencia del Putumayo, en Santa Rosa de Sucumbíos, Yarinal, Afilador, Santa Rosa del Gamués y Luzón, en tanto que los correspondientes a Ecuador, se ubican en la provincia de Sucumbíos en el río Aguarico y en el curso medio de los ríos Dureno y Cuyabeno San Miguel, en la provincial ecuatoriana de Napo, siendo sus principales asentamientos actuales Dovino y Dureno, a orillas del Aguarico, y Sinangoé, ubicada esta última dentro del territorio de la Reserva Ecológica Cayambe-Coca (Telban 1988:283; Aristizábal Giraldo 1993:1433: Borman 1976:III)

Los A'i han basado su economía desde antaño en la caza, la pesca y la recolección complementada con la agricultura (maíz, plátano, yuca, frutales, etc.) practicada por el sistema de roza, quema y rotación de parcelas. Actualmente la caza y la pesca prácticamente han desaparecido produciendo una modificación en la dieta tradicional, la cual actualmente está basada en la ingestión de carbohidratos (plátano, yuca, galletas, pastas, arroz, etc.). Algunas familias poseen algunas cabezas de ganado (vacuno y caballar) y todas tienen cerdos y gallinas para la venta comercial y que solo ocasionalmente destinan al propio consumo. Hoy, medianamente integrados a la economía criolla, trabajan en labores propias de la ganadería, la explotación forestal, la fabricación de artesanías, la realización de eventuales trabajos asalariados6 para los colonos o las empresas petroleras y los cultivos de coca, el último de los flagelos llegados a la región.

Su lengua no ha podido ser clasificada dentro de ninguna de las grandes familias lingüísticas regionales, aunque existen algunas divergencias al respecto. La división política antes aludida, hizo que esta lengua se dividiera, con el transcurrir del tiempo y las diversas influencias nacionales,
en dos dialectos inteligibles entre sí y hablados a lo largo de la frontera común a ambos países.

Agrupados en caseríos incipientes o casas diseminadas a la vera de ríos y quebradas, basan su organización social y su sistema de parentesco en la práctica de la exogamia y la residencia patrilocal, siendo la familia nuclear que reside en una casa individual, la unidad familiar básica sobre la que se apoya todo el tejido social. Actualmente tienden a agruparse en familias extensas organizadas bajo el principio de filiación bilateral, contrayendo alianzas matrimoniales con individuos de otros asensamientos o pertenecientes a los grupos Siona e Ingano.


El presente etnográfico 

Para nuestros propósitos, es suficiente resumir aquí cómo los Cofanes explotan su medio ambiente, buscan y preparan alimentos, trabajan los huertos, viajan, construyen y utilizan sus viviendas, hacen fiestas y se presentan entre sí. Estas categorías nos dan un retrato adecuado de las actividades que realizan los Cofán.

Los hombres proveen de carne a los miembros de su grupo familiar. Hoy en día, la escopeta, (normalmente calibre 16) y comprada a los comerciantes, ha reemplazado a un conjunto de lanzas especializadas y, en gran medida, cerbatanas, ambas elementos básicos en la tecnología de caza tradicional en los Cofán. Los cazadores permanecen en el bosque durante un día, o cazan desde campamentos especiales situados a un lado del río donde se seca la carne fresca para almacenarla. A menudo usan perros. También pescan usando rastras tejidas o redes, anzuelos metálicos, sedales de nylon, lanzas con púas, y barbasco (Phyllantus acuminatus). Las redes las tejen los hombres, aunque las mujeres las pueden reparar cuando es necesario. El cedal de nylon y los anzuelos metálicos los obtienen de comerciantes y mercaderes en los poblados. Las lanzas están hechas de la madera de la palmera chonta y recientemente se las ha adecuado con púas en forma de agujas. Las mujeres y los niños acompañan a menudo a los hombres en las expediciones de envenenamiento de pescado con barbasco.

Mientras se viaja fuera del poblado en piraguas, siempre se realiza una pequeña cacería con escopetas; estos viajes pueden durar de dos días a dos meses, dependiendo de la época del año y de las condiciones del río. La carne de los animales recién cazados, así como la de las tortugas y de los pescados, es hervida en ollas de aluminio con plátanos y yuca dulce (Manihot utilissima). También se suele asar en parrillas, el pescado y la carne de animales más grandes. De esta forma la carne se mantiene por más tiempo y se la puede llevar a casa. Los Cofán nunca fríen su carne.

Los animales de caza incluyen más de sesenta especies comestibles de pájaros, tres variedades de monos, roedores del bosque, el tapir, la cervicabra o venado, el pecarí o sahíno. Las tortugas y sus huevos son un manjar exquisito; se las caza en diciembre y enero, al final del "año Cofán", y durante el "verano" amazónico. La pesca se efectúa en cualquier época del año, aunque el envenenamiento con barbasco es más efectivo después de una pequeña inundación, cuando el río deja pequeñas lagunas de agua estancada llena de peces, mientras va descendiendo a un nivel normal. Todas estas fuentes proteicas están complementadas por la recolección hecha tanto por hombres como por mujeres. Entre otros alimentos se recolectan los siguientes: árbol de pan, manzanas silvestres, piñas, papayas, una variedad de castaña, así como raíces y hojas comestibles y medicinales. Muchos cofanes tienen limas y otros cítricos cultivados cerca de sus viviendas permanentes.



 
 

Registro gratis