Egipto
Francia
Proyecto Sur
Turquía
Rumbo Perdido

Explore The Globe






Click into mapa to explore Destination
Banner rumbo perdido
Share on the web
Bookmark and Share
tags

 
 
Presentación

Rumbo perdidoLectores de Travellersbook.
Esta es la historia de Andrea y Sofía, dos chicas de la pequeña ciudad de Necochea, Argentina que un día perdieron el rumbo.Perder el rumbo signifcó cuestionarse donde estaban yendo, a qué velocidad y con qué vehículos o medios.


Toda la vida les hablaron de carreras, de aprobar, de pasar, de llegar; pero fue solo transitando esa vorágine y dándose cuenta que no las llenaba, que decidieron tomar otro camino, el que a partir de hoy y luego de esta historia, compartirán con ustedes en primera persona.
De “profesión” ellas eran una profesora de inglés y una auditora. Tenían trabajos estables, familias normales y departamentos alquilados. Madrugaban, se acostaban a una hora decente los días laborales y salían los fines de semana. Tenían vidas sociables activas y, siendo amigas por más de 15 años, se veían seguido.
La decisión inicial de dejar la estabilidad fue de Sofía, quien ya había realizado algunos viajes mayoritariamente sola. Siempre los había disfrutado, pero a la vez, sentía que algo faltaba: alguien con quien compartir las anécdotas, los colores, la felicidad, la melancolía e incluso el apunamiento. ¡Nunca imaginaria que su amiga de toda la vida la acompañaría! Andrea se decidió mas tarde a viajar, pero los motivos de ambas eran los mismos.
“Básicamente, estaba podrida”, exclamo Andrea al reflexionar sobre las razones de su deserción laboral.
Si bien llegar a la decisión final de renunciar no fue fácil, sabían que aún mas difícil sería dejar a sus familias, y que estas apoyaran un inminente viaje sin rumbo, sin mapa y sin tiempo. Presentadas las renuncias mentales, quedaban los jueces mayores: los padres. Los de Sofía la entendieron al poco tiempo, ya que ella viajaba relativamente seguido; los de Andrea fueron un poco más reticentes al cambio, pero eventualmete dieron el visto bueno. No era que ellas pidieron permiso, era simplemente que todos queremos la aprobación de quienes amamos. Pero los hijos son de la vida, como los pájaros son del cielo y las hojas del viento. Y ellas salieron volando en tren un 9 de febrero.
El primer destino fue la ciudad de Tucumán, Argentina. Ese sería el principio de la zona del Noroeste Argentino para luego salir del país por Bolivia hasta México. Escribirlo y soñarlo resultaba fácil, pero los ahorros eran escasos, por lo cual las chicas se fueron con artesanías en mano y la voluntad de trabajar cuando y donde sea necesario, confiando en el karma del camino, que te da y te quita, pero siempre te obsequia más.
Ese 9 de febrero partieron dos personas no solo escapando de la rutina, de las oficinas, de las correcciones escolares después de hora; sino también buscando nuevas personas, nueva culturas, nuevos paradigmas, nuevos lugares, nuevos colores, nuevos miedos que afrontar, decisiones que tomar. Dos Americanas en busca de su América Latina, castigada, invadida, masacrada, pero fuerte y bonita.
El final no está escrito, pero esta historia ya es historia; ya es muchas historias, de muchas gentes y de muchos caminos que, unas veces más sinuosos que otras, Andrea y Sofía siguen recorriendo sin rumbo pero direccionadas hacia el norte.


Andrea y Sofía


Sobre como leer este blog



¿Por dónde empezar? Como ferviente amante de las historias con eventos inconexos, me gustaría poder afirmar que este blog puede leerse en el orden que se desee, pero no es así. Considero que la manera de interpretar cada contecimiento, cada lugar, y cad país es dependiente de lo vivido previamente. Estos son relatos completamente subjetivos, pero de una subjetividad que se va modificando a lo largo del camino.
¿Quién habla? Somos dos las dueñas de este blog, Andrea y Sofia. Las entradas estan narradas por Sofia, pero en general, son acontecimientos compartidos.
¿Por qué leer? Porque puede que te alentemos a viajar o a imaginar tu propia historia. Porque puede que hayas viajado, o estes viajando y necesites sentirte identificado. Porque, si bien la mayor parte del relato es anecdotica, esta lleno de información.
¿De qué depende el tono de cada entrada? Como expuso Galeano en su “libro de los abrazos” RECORDAR: Del latín re-cordis, significa volver a pasar por el corazón.”
Queremos relatar de una manera fiel a lo que sentimos mientra viviamos esos momentos. Por ese motivo, no vamos a dudar en describir negativamente algo que nos alla decepcionado, o sobredimensionar algo que nos haya encantado. Esto es, insisto, un relato subjetivo.

 
 

Registro gratis